García llega a un trágico fin acosado por la corrupción

0
295

Tras 35 años como protagonista de la política peruana, Alan García se hirió de muerte ayer en la mañana al dispararse un tiro en la cabeza cuando supo que era buscado por la Policía para ser detenido, pues estaba implicado en casos de corrupción como la trama Odebrecth y también en Lava Jato.
La vida de Alan García llegó a un trágico final tras 35 años como protagonista de la política peruana, en la que irrumpió en 1985 como ‘Caballo loco’, el impetuoso líder que asumió el poder como el más joven presidente de América y quién tomó un camino final azotado por la corrupción.
García falleció en un hospital limeño en medio de una gran conmoción ciudadana, mientras era atendido de un disparo en la cabeza que se infringió cuando iba a ser detenido por la Policía a pedido del Poder Judicial, acusado de haber cometido un delito de lavado de activos.
Miembros de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad acudieron a primera hora de la mañana de ayer a la vivienda del expresidente en el acomodado barrio limeño de Miraflores.
Fueron a cumplir la orden de arresto que pesaba sobre él y, según un comunicado del Gobierno, el político se propinó un tiro  para evitar ser capturado, fue auxiliado y lo trasladaron al hospital Casimiro Ulloa, a solo 600 metros del domicilio del expresidente, pero horas después el exmandatario, de 69 años, murió. El diagnóstico oficial que se divulgó fue de impacto de bala de entrada y salida en la cabeza.
El ministro del Interior peruano, Carlos Morán, aclaró en rueda de prensa que “previa identificación”, los agentes y el fiscal Henry Amenábar accedieron al inmueble y comunicaron al expresidente —que se encontraba en la escalera del segundo piso— “la ejecución de esta medida judicial”.
En ese momento, el político dijo que iba a hacer una llamada telefónica a su abogado, fue a su habitación y cerró la puerta.
“A los pocos minutos se escuchó un disparo. La policía forzó la puerta y encontró al señor García con una herida en la cabeza y le trasladó al hospital”, agregó Morán.
Quien luego prosiguió y aseguró que “la intervención de la Policía se ha apegado a protocolos establecidos y apoyado en una diligencia judicial dictada por un juez en un caso conocido como Lava Jato”.
El final de García fue causado en último extremo por la sombra de la corrupción, que acompañó su paso por la política, sombra de la que pudo escapar con éxito en numerosas ocasiones pero que, tras el estallido del escándalo Lava Jato y las confesiones de la empresa brasileña Odebrecht, le dejó completamente arrinconado.
La situación del exmandatario se precipitó en noviembre de 2018, cuando García, quien residía en España, visitó su país natal para presentarse en una cita con la Fiscalía para ser interrogado en el marco de una investigación por corrupción que vinculaba a sus colaboradores.
Allí se encontró con su inclusión en la lista de investigados y con un pedido de impedimento de salida del país, mientras la prensa informaba de que documentación aportada por Odebrecht recogía pagos irregulares al exmandatario que confirmarían su participación en los actos de corrupción.
García, sobre el que en ese momento no pesaba  orden de detención, buscó refugio en la residencia del embajador uruguayo en Lima aduciendo “persecución política”.
Tras semanas, Uruguay rechazó ese pedido y un escarmentado García salió de la sede diplomática muy dañado en su prestigio y consciente de que en esta ocasión ya no recibiría apoyo externo en su lucha por eludir la Justicia.
Solo cinco meses después de este evento la detención sería un hecho, pero el político decidió quitarse la vida. (I)

1985
García salta a la política como ‘Caballo loco’, el presidente más joven de América y su primer mandato terminó en 1990.
1986
Bajo su mandato se produjo la masacre de más de 200 presos en tres cárceles de Lima, por un “ataque terrorista”.
1990
La economía del país estaba colapsada y la figura de García estaba muy desprestigiada.
2006
Compite contra Ollanta Humala y le gana, inicia su segundo mandato hasta 2011. Ese periódo fue de éxito económico.
2018
Le impiden la salida del país por estar involucrado en la trama de corrupción de Odebrecht.
Consternado por el fallecimiento del expresidente Alan García. Mis condolencias.
Martín Vizcarra
Presidente de Perú
2016
se empezaron a revelar los pagos de la constructora Odebrecht.

twittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here