En el 2012 Narciso Mina (d) hizo un doblete en el 5-0 en el Clásico del Astillero. Archivo

Miler Bolaños (d) anota el primero de sus dos goles en la final de vuelta del 2014. Archivo

Barcelona SC, con 30 triunfos en clásicos jugados en el siglo XXI; Emelec tiene 29

En el 2012 Narciso Mina (d) hizo un doblete en el 5-0 en el Clásico del Astillero. Archivo

Barcelona SC, con 30 triunfos en clásicos jugados en el siglo XXI; Emelec tiene 29

Miler Bolaños (d) anota el primero de sus dos goles en la final de vuelta del 2014. Archivo

Barcelona SC, con 30 triunfos en clásicos jugados en el siglo XXI; Emelec tiene 29

En el 2012 Narciso Mina (d) hizo un doblete en el 5-0 en el Clásico del Astillero. Archivo

  • 1
  • 2

La realización de la llamada ‘Final del Siglo’, ganada por Emelec; las dos mayores goleadas conseguidas por Barcelona en el marco del campeonato nacional; la renuncia de un presidente amarillo que mandaba a ‘control remoto’, desde España; el segundo partido oficial fuera de Guayaquil; la ausencia de hinchadas visitantes, como medida contra las barras violentas; el primer encuentro sin público debido a la pandemia del coronavirus (en agosto pasado, triunfo canario 2-1). Esos hitos y varios más han son parte del eterno Clásico del Astillero en el nuevo milenio.

En los últimos 20 años los enfrentamientos entre Barcelona y Emelec –los dos clubes más populares del país– han mantenido la pasión y la expectativa propia del compromiso más tradicional del balompié ecuatoriano.

Son dos décadas de épicas batallas deportivas entre los añejos hermanos de barrio escenificadas en los estadios Monumental, Capwell, Modelo Alberto Spencer y el Jocay, de Manta. Hasta el inmueble del puerto manabita viajó el Clásico del Astillero el 13 de septiembre del 2015 porque el escenario azul era sometido a obras de ampliación y el Modelo estaba como sigue estando hoy: destruido, inutilizado y abandonado, pese a las recientes e incumplidas promesas de remodelación (que han incluido varias fechas de entrega). En Manta fue 0-0.

El partido de hoy será el número 92 en lo que va del siglo XXI. Las victorias en estos choques del nuevo milenio favorecen a Barcelona, con 30 juegos ganados contra 29 de Emelec. Los empates son 32. También en goles anotados los canarios tienen una ligera ventaja sobre los millonarios: 94 tantos contra 91 (185 anotaciones).

De esos 94 goles barcelonistas 10 se festejaron en dos clásicos distintos, divididos en cinco hechos en cada juego.

El 4 de noviembre de 2012, como anfitrión, en el último episodio del año contra Emelec, se desató la furia ofensiva de Barcelona. Venció 5-0 con dobletes de Damián Díaz y de Narciso Mina y Michael Arroyo completó el escalofriante marcador. Los toreros superaron así la que era su mayor goleada en los clásicos por el torneo nacional: un 4-0 de 1968. En aquel 2012 Barcelona se impuso en tres de los cuatro clásicos jugados e igualó el otro.

94
ESE NÚMERO DE GOLES A HECHO BARCELONA EN 91 CLÁSICOS DEL ASTILLERO JUGADOS EN LOS ÚLTIMOS 20 AÑOS.

En el 2016 los amarillos repitieron la dosis de 5-0 en el Monumental. Anotaron Díaz, Pedro Pablo Velasco, Jonatan Álvez y Washington Vera.

Antes, en el 2014, se concretó lo que nunca antes había ocurrido: el Clásico del Astillero serviría para definir al monarca nacional. Por primera ocasión –y única, hasta hoy– los azules y los canarios se enfrentarían en finales por el cetro del certamen ecuatoriano.

Fue 1-1 en la ida, en casa de Barcelona, que anotó a través de Ismael Blanco. Ángel Mena había puesto arriba a Emelec. En la vuelta, la ‘Final del Siglo’ se resolvió a favor los millonarios por goleada de 3-0 en el Capwell, el 21 de diciembre del 2014. Mena abrió la cuenta y después habilitó dos veces a Miler Bolaños, para el doblete mortal del Killer eléctrico.

Ante su antagonista de siempre Emelec consiguió su tercer bicampeonato nacional. Seis veces se jugó el Clásico del Astillero en el 2014 y tres fueron para los millonarios, un par para su adversario y repartieron honores en el restante.

En el nuevo milenio el clásico representó el fin de la vida dirigencial de Isidro Romero en Barcelona. El 12 de febrero del 2006 Emelec doblegó 3-0 al local con dos tantos de Luis Miguel Escalada y uno de Marcos Mondaini. Al día siguiente, por escrito, Romero dimitió y explicó que no podía desempeñar la presidencia porque “desgraciadamente mis obligaciones empresariales dentro y fuera del país y mi vida actual no me lo permiten”. (D)

Manuel Uquillas
El Matador (foto) es el futbolista de Barcelona que más goles tiene en el Clásico del Astillero en partidos oficiales: 12. Hizo 11 por el torneo nacional y uno por Copa Libertadores. Uquillas, el 22 de julio de 1990, castigó a Emelec con triplete en un triunfo 3-1.

Tres goles anotados
El brasileño Dirnei Celestino, campeón con los canarios en 1980, es el otro futbolista con tres goles marcados en clásicos por el campeonato ecuatoriano. Ocurrió el 6 de julio de hace 40 años, en una victoria 4-0 en el Modelo.

Dos hombres gol
Carlos Raffo y Lupo Quiñónez son los máximos anotadores de Emelec contra Barcelona en duelos oficiales: 10 cada uno. Los del Flaco fueron por los torneos de Asoguayas y los del Tanque de Muisne por el certamen nacional. Además, Lupo hizo tres como amarillo.

Par de tripletes
Lupo Quiñónez hizo tres goles el 14 de enero de 1978 en un Emelec 3, Barcelona 2. El uruguayo Juan Carlos de Lima anotó un triplete el 2 de septiembre de 1990; Barcelona cayó 6-0 en el Modelo (el golero era Walter Guerrero).

1963, 1967
Por torneo nacional

El Clásico del Astillero por campeonato nacional se jugó por primera vez el 29 de diciembre de 1963. Emelec ganó 2-0, en el Modelo, con goles de Manuel Chamo Flores y el argentino Horacio Reymundo. El 17 de diciembre de 1967 llegó el primer triunfo de Barcelona. Fue 1-0 con un tanto de Víctor Araña Martínez.