Matrimonio igualitario, un triunfo más de la lucha LGBTI

0
305

La Corte Constitucional emitió ayer una resolución a favor del matrimonio civil entre parejas del mismo sexo en el Ecuador. Dicha decisión significa un nuevo hito en la batalla por los derechos de la población LGBTI que ha tenido en Cuenca a uno de sus epicentros en los últimos 22 años.

Una espera de nueve años para casarse con la persona a la que ama está cerca de llegar a su fin para José Luis. La espera no habrá sido en vano, pues su boda puede convertirse en el primer matrimonio igualitario en Cuenca, una ciudad donde la lucha por los derechos LGBTI se ha abierto camino entre estigmas y discriminación durante los últimos 20 años.

José Luis y su novio son una de las dos parejas que en julio del 2018 recibieron una sentencia favorable para casarse mediante una resolución judicial que fue revocada por la Corte Provincial de Justicia, pero que formó parte de las semillas que llevaron al país a la resolución emitida ayer por la Corte Constitucional.

Tras una audiencia histórica, la tarde de ayer la Corte Constitucional, con cinco votos a favor y cuatro en contra, daba paso al matrimonio igualitario. Las parejas actuantes no fueron cuencanas, pero de acuerdo con el constitucionalista Sebastián López, “mañana mismo” quienes quieran unir sus vidas legalmente podrán acudir a solicitar ese derecho al Registro Civil sin importar si son o no del mismo sexo.

En la ciudad hay, de momento, dos casos judicializados en torno al matrimonio civil igualitario que esperan por un pronunciamiento legal.

Alcance
La Corte basó su falló en la interpretación del artículo 67 de la Constitución y la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el rechazo a todo tipo de discriminación.

El constitucionalista López indica que la resolución de la Corte Constitucional tiene aplicación inmediata y las autoridades administrativas “no pueden alegar falta de norma para negar un derecho”, lo que quiere decir que las parejas del mismo sexo que deseen contraer matrimonio civil pueden acercarse al Registro Civil y solicitarlo. “Si un funcionario les niega este derecho puede ser destituido por desacato”, asegura López.

El procedimiento para el matrimonio civil igualitario debe ser el mismo que el que se desarrolla para el matrimonio civil tradicional, con los cambios de forma que se requieran en temas como el lenguaje a utilizarse, pero no se puede alegar la falta de un procedimiento para brindar este derecho, dice el abogado.

Anota una salvedad, ya que en caso de que la Corte haya emitido el fallo únicamente para las dos parejas que interpusieron la demanda, quienes quieran casarse tendrán que seguir un proceso judicial, aunque considera esto como “algo improbable”.

López recordó que durante las audiencias del caso de matrimonio civil igualitario se solicitó a la Corte el principio ‘Erga Omnes’, que significa que la misma resolución se aplique para todos los casos.

Anota que no es necesaria una consulta popular para la aprobación del matrimonio igualitario, ya que la Constitución reconoce la facultad de la Corte Constitucional para interpretarla. Lo que sí será necesario es ajustar el Código Civil a la nueva resolución, una tarea que quedará en manos de la Asamblea Nacional sin que esto sea impedimento para que, desde ya, las parejas del mismo sexo puedan casarse.

Historia
En Cuenca la lucha por los derechos LGBTI tuvo su primer gran hito en 1997, cuando una redada de la Intendencia de Policía detuvo a 100 personas por el entonces delito de ser homosexuales, la liberación de 12 líderes de la lucha por los derechos LGBTI llevó al país a despenalizar la homosexualidad a través de una resolución del Tribunal Constitucional. Pasaron 17 años desde aquel entonces para que el país apruebe la unión civil de hecho para personas del mismo sexo, pero ya antes, en el 2013, la cuencana Janeth Peña hacía valer sus derechos al lograr que el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social reconozca su derecho al Monte Pío por la unión de hecho que mantenía con su pareja del mismo sexo.

En el 2016, la Prefectura del Azuay y el Municipio de Cuenca emitieron ordenanzas contra la discriminación a la población LGBTI y reconocieron el respeto a la diversidad sexual en el territorio.

En 2018, fue un juzgado de primera instancia de Cuenca el primero en dar la razón a una pareja LGBTI que pedía su derecho a casarse. José Luis era uno de los accionantes, en su alegato le dijo a la jueza que lo único que quería era la igualdad de derechos ante la ley, una boda con el hombre al que ama, vivir feliz, los mismos derechos de todos los demás. (I)

LA CIFRA
2
parejas del mismo sexo esperan por una resolución para contraer matrimonio.

DATOS
-Resolución. Conforme a los plazos de ley la resolución de la Corte Constitucional se publicará en el Registro Oficial en tres días, para recibir aclaraciones.
-Reformas. La Asamblea Nacional tendrá que reformar el Código Civil para que se ajuste a la resolución de la Corte Constitucional.
-Aplicación. La resolución emitida por la Corte es de aplicación inmediata y el matrimonio igualitario no puede negarse por el Registro Civil.

twittergoogle_plusredditpinterestlinkedin