La Superintendencia de Bancos alertó sobre el modo de operar de ciertas compañías que pretenden captar los ahorros de los ciudadanos por medio de redes.

La Superintendencia de Bancos de Ecuador alertó ayer a la ciudadanía sobre la práctica de algunas empresas que pretenden captar ilegalmente el ahorro de los ciudadanos, “cuando únicamente están autorizadas a otorgar créditos directos en la compra de productos y bienes”.

En un comunicado, la institución explicó que los ofrecimientos se realizan por medio de anuncios en redes sociales, correos electrónicos, portales web, hojas volantes, mensajes de WhatsApp y otros canales de difusión.

Recordó que, de acuerdo con el artículo 143 del Código Orgánico Monetario Financiero, estas operaciones pueden ser prestadas “únicamente por las entidades que conforman el sistema financiero nacional, previa autorización de los organismos de control”.

El artículo 254, del mismo Código, prohíbe a las personas naturales o jurídicas, que no forman parte del sistema financiero nacional, captar recursos de terceros o realizar, en forma habitual, actividades reservadas para las entidades que están autorizadas legalmente, insistió.

Tampoco podrán -dijo- “realizar publicidad o uso de avisos, carteles, recibos, membretes, títulos o cualquier otro medio que sugiera que el negocio de las personas mencionadas es de naturaleza financiera”.

Las transgresiones serán sancionadas administrativamente con una multa entre 500 y 2.500 salarios básicos unificados, sin perjuicio de la responsabilidad civil y penal. El salario básico unificado asciende a 394 dólares en el país.

La Superintendencia de Bancos solicitó a la ciudadanía “no confiar su dinero a personas o empresas no autorizadas, para no poner en riesgo esos recursos”.

En el comunicado oficial se ofreció el nombre de las 24 entidades financieras que están autorizadas. (I)