Ayer se reunió por primera ocasión la Mesa de Seguridad Electoral, organismo conformado por 16 instituciones públicas que estarán a cargo de organizar las elecciones generales de febrero del 2021, en las que se deberá considerar la nueva realidad a raíz de la pandemia por la Covid-19.

Las autoridades preparan un protocolo en el que se incluirán disposiciones a los electores como el retiro obligatorio de la mascarilla y la imposición de horarios para acudir a las urnas.

Luis Verdesoto, consejero del CNE, informó que dicho protocolo no solo se elaborará con las entidades que conforman la Mesa de Seguridad, sino que se cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS tomará como base el documento que se cree en Ecuador para elaborar el Protocolo Mundial para Elecciones, a aplicarse en el resto de los países donde se desarrollaren sufragios mientras siga la pandemia.

Protocolos

Diana Atamaint, presidenta del CNE, dijo que por el momento en el organismo se han analizado varios elementos que serían parte de este protocolo, como el establecimiento de horarios para acudir a las urnas, y de esta forma prevenir aglomeraciones en las horas consideradas pico.

“Plantearemos el tener horarios segmentados, para tener un mejor orden, podría ser por número de cédula o por rangos de edad, que por la mañana vayan los jóvenes o las personas de la tercera edad y no tener las horas pico, que son al medio día y al final del día, cuando todo el mundo, faltando 10 minutos para que se cierre la elección, quiere acercarse a votar”, puntualizó Atamaint.

Además, se establecerá la obligatoriedad de que el elector se retire la mascarilla de forma temporal, por cinco segundos, para permitir que los miembros de la mesa electoral verifiquen su identidad.

Para garantizar la salud, tanto de quien recepta el voto, como del ciudadano que acude a votar, se establecerá un sitio específico, que contará con una pantalla plástica de protección, en el que permanecerá solo uno de los integrantes de la mesa electoral, que estará a cargo de contrastar la fotografía de la cédula de identidad con la imagen del elector que acuda el 7 de febrero.

Además, se establecerá la obligatoriedad de que cada votante acuda con su propio esferográfico y alcohol desinfectante, mientras que los biombos, que normalmente eran de cartón, ahora serán de plástico, y serán desinfectados constantemente por personal que se contratará específicamente para cumplir esta función.

La Mesa de Seguridad Electoral está liderada por el CNE y conformada por los ministerios de Salud, Gobierno, Educación, Defensa, Transporte y Energía; el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional; la Agencia Nacional de Tránsito; Policía Nacional, entre otros. Ayer realizó la primera de 11 reuniones planificadas. A nivel provincial se instará en las 16 salas de crisis del Sistema Integrado ECU 911, en las 8 provincias restantes se reunirá en las delegaciones provinciales electorales. Quito.

Preocupación por campaña electoral

El protocolo que se elaborará para las próximas elecciones también establecerá lineamientos para uno de los temas que más preocupa a las autoridades: la campaña política, que iniciará a finales de año.

Pese a que la campaña todavía no inicia oficialmente, Juan Zapata, director del Sistema Integrado ECU 911, informó que hasta el momento se han registrado 376 concentraciones políticas, en las que se han reunido más de 42 mil personas que no han respetado la distancia social ni el uso de la mascarilla.

El funcionario llama a los alcaldes a asumir la responsabilidad de clausurar estos eventos, si no se respeta las medidas de bioseguridad.

La presidenta del CNE señaló que en el protocolo de elecciones también se incluirán prohibiciones para los sujetos políticos pues, aunque acepta que la campaña electoral no puede prohibirse, no se permitirá reuniones masivas, en su lugar se pueden efectuar caravanas o caminatas con un número limitado de acompañantes del candidato. (ASM) -(I)