Banca pública de Ecuador trabaja en la reactivación productiva de dos provincias golpeadas por sismo

0
915

El vicepresidente Jorge Glas destacó este sábado los programas de reactivación productiva, como créditos y facilidades de pago de deudas, que emprende la banca pública ecuatoriana a favor de los sectores de Manabí y Esmeraldas afectados por el terremoto del pasado 16 de abril.

En el enlace semanal de rendición de cuentas del gobierno, el segundo mandatario informó sobre los créditos de hasta 20.000 dólares que otorgará Banco Ecuador (antiguo Banco de Fomento) que tendrán intereses menores al 50% de la tasa vigente de la banca privada, así como periodos de pago de hasta 10 años.

Las autoridades del banco estatal se comprometieron a agilizar los trámites para que dichos créditos estén listos en un periodo de unos cinco días y que no se requiera la obligatoriedad de presentar garantías, debido a la precaria situación en la que se encuentran los ciudadanos manabitas producto de la devastación tras el sismo.

De su parte, Soledad Barrera, presidenta del directorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN), dijo en este espacio semanal que la institución tiene recursos disponibles, de los cuales a ciudadanos de Manabí se le han otorgado los primeros 9,5 millones de dólares y en Esmeraldas 1’500.000 dólares.

Explicó que también se han dispuesto moratorias para los clientes de las dos provincias de hasta seis meses lo que equivale a una inyección de capital por unos 27 millones de dólares.

La funcionaria señaló que ha mantenido reuniones de trabajo con sectores agricultores, de turismo, camaroneros y otros para impulsar la producción.

Mientras, Verónica Gallardo, gerenta del Banco de Desarrollo (Bede) indicó que se ha reestructurado el pago de 104 millones de dólares en créditos vigentes a los gobiernos locales por dos años.

“Hemos restructurado los créditos de todos los niveles de gobierno de las zonas afectadas dando dos años de gracia para el pago de capital. Vamos refinanciando créditos por 104 millones, lo que equivale en el primer año liberar recursos por 17,6 y en el segundo por 15,2 millones de dólares”, explicó la funcionaria, al señalar que con estas moratorias los gobiernos locales tendrán liquidez por dos años.

También anunció planes de flexibilidad para nuevos créditos, como periodos de gracia de 2 y 3 años para los nuevos financiamientos de los municipios, prefecturas y juntas parroquiales.

Además, informó que se beneficiará a promotores inmobiliarios de vivienda de interés social en zonas afectadas con la restructuración de todos los créditos y la suspensión de los procesos de coactiva que se habían iniciado antes del sismo, con la finalidad de que continúen sus proyectos inmobiliarios. 

twittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here