Como si se tratara de levantar cualquier objeto liviano, Neisi inició la prueba con 100 kilos y, sin perder la sonrisa en el rostro, arrancó los aplausos de los espectadores brasileños que la tomaron como su engreída.

 

Así empezó la competencia la joven con rostro de niña, que con apenas 18 años lideró el su serie de la categoría 69 kilogramos en sus primeros Juegos.

 

Al instante la británica Rebekah Tiler, como desafiándola, solicitaba 101 kg, el mismo peso que Neisi había pedido después de los 100 que levantó en el arranque.

 

La europea no pudo con el peso en el segundo intento, pero sí en el tercero.

Entonces, Neisi pidió 104 kg en el segundo y sin esforzarse mucho los levantó… Y para sorpresa de todos y, seguramente menos de ella ni de su equipo de trabajo, volvió por 107 kg y arrancando el aplauso de todos los presentes.

 

Pero lo más sorprendente, es que Neisi, con los 107 kg que hizo en Río, superó los 105 kg que le dieron el título en el Mundial Juvenil sub 20 de Tbilisi, Georgia.

 

Y si en el arranque arrasó con todo, en el envión sorprendió aún más… De entrada pidió 128, tres kilos más de su mejor marca personal y luego llegó a 130 kg  de manera impecable ante la sorpresa de todos.

 

Se notaba mucho esfuerzo en su rostro, pero a la vez la alegría por lo que acaba de conseguir. Hasta ese momento Neisi celebraba sus 242 kilogramos en el total, no obstante los jueces anularon el último intento de la halterista de Pastaza y su participación cerraba con 107 en arranque, 130 en envión para un total de 237.

 

La ganadora de la prueba fue la china Yanmei Xiang, que se quedó con el oro, seguida de la kazaja Zhazira Zhapparkul, medalla de plata, y la egipcia Sarah Ahmed completó el podio. (D)

twittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here