El inglés lideró la primera sesión con un mejor tiempo de 1:11.895, por delante del holandés Max Verstappen y de Rosberg, que en Interlagos tiene la oportunidad de ganar su primer título, algo que logrará de forma matemática si gana mañana. Al alemán, nueve veces vencedor este año, también le basta con ser segundo siempre que Hamilton no pasa del cuarto puesto; tercero, siempre y cuando Lewis quede por debajo del quinto; o incluso sexto, si el inglés no acabase la carrera.

Obligado
Hamilton, que llega a Brasil obligado a ganar para evitar que su compañero y rival sea el nuevo campeón del mundo, dominó desde el arranque del primer contacto del circuito paulista, con el sorprendente Verstappen entre los tiempos de los dos Mercedes. Por detrás del trío cabecero estuvieron los registros del australiano Daniel Ricciardo, el finlandés Valtteri Bottas, el mexicano Sergio Pérez, su compañero alemán Nico Hülkenberg, el brasileño Felipe Massa y los Ferrari del alemán Sebastian Vettel y el finlandés Kimi Raikkonen, en unos inusuales noveno y décimo lugar.
Los españoles Carlos Sainz y Fernando Alonso fueron undécimo y decimocuarto, respectivamente, en una sesión sin incidentes, tiempo seco y 28 grados centígrados en el ambiente, 45 en el asfalto.
Hamilton dejó pasar apenas 20 minutos hasta aportar el primer registro competitivo, un tiempo de 1:13.182. Rosberg se quedaba a 441 milésimas; aunque en la siguiente mejora se acercaba a tan solo 30 milésimas de 1:13.157 posterior de su compañero.
Cuando se cumplía la primera media hora de sesión, el ruso Serge Sirotkin, que estaba probando el Renault del danés Kevin Magnussen, se quedó con el motor parado en la llegada a la meta y consiguió acercar el coche a duras penas a la calle de garajes. La escudería francesa no logró reparar el coche y no pudo volver a salir a la pista.
Con el cambio de neumáticos al compuesto blando, el más veloz de los disponibles en Interlagos, Verstappen puso un registro de 1:11.991, con 134 milésimas de ventaja sobre Rosberg, que no pudo batirle y 380 sobre su compañero Ricciardo.
Todo cambió cuando llegó Hamilton, 86 milésimas más veloz que el holandés con un registro de 1:11.895, el definitivo que quedaría en la cima de la tabla de tiempos hasta el final de la sesión.
En la tanda vespertina Hamilton, que usa un casco decorado en homenaje a Ayrton Senna en Brasil, volvió a ser el más rápido, esta vez con Rosberg segundo a sólo 30 milésimas.
Hamilton segundo en el certamen a 19 puntos de Rosberg, no pudo mejorar por la tarde su registro de la mañana. En la segunda tanda, el inglés marcó un mejor tiempo de 1:12.271 con ruedas blandas en el Autódromo José Carlos Pace, de Interlagos, en Sao Paulo. (D)

Sao Paulo, EFE. 

twittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here